Tus derechos frente a la ventanilla

¿A quién no le ha pasado que en una institución pública le piden papeles una y otra vez?

No se sabe cuándo acaba o cuándo inicia la tramitología

Tarea sin fin: la burocracia

Agradezco a una amiga por darme un tema para volver a escribir aquí.

Hacer un trámite en una entidad pública casi siempre es un dolor de cabeza. Algunas entidades han reducido sus trámites o verifican en internet o en sus sistemas los requisitos que necesitan. Quiero resaltar el esfuerzo del Servicio de Rentas Internas, que ahora ya no exige la copia de cédula y papeleta de votación, sino que solamente miran la cédula, en los pocos trámites que deben realizarse en persona, pues la mayoría de gestiones tributarias se hacen en internet.

Hay otras entidades que ahora permiten ver en línea si alguien tiene un requisito cumplido o por cumplir. Lo ideal sería, no sólo que las entidades públicas no pidan cosas tienen en sus archivos, sino tampoco las que pueden verificarse en internet, por ejemplo:

Pero en muchos otros casos, tenemos que mostrar documentos, llevar copia de la cédula, demostrar que estamos diciendo la verdad, o volver a traer documentos que se han perdido. Yo llamo a este comportamiento “la dictadura de la ventanilla” porque la autoridad que les da la ventanilla contradice la Constitución y la ley (a más de la lógica).

Estos son algunas normas que sugiero invocar ante una ventanilla, cuando comienzan a exigir cosas imposibles:

El Código de la Producción obliga a todas las entidades (de todas las funciones del Estado y de todos los niveles de gobierno) a simplificar sus trámites, así como a obtener información de bases de datos de la misma entidad y a interconectarse con bases de otras entidades:

Art. 99.- Simplificación de los trámites administrativos.- De conformidad con el objetivo del Sistema Nacional de Registros de Datos Públicos, las entidades, instituciones y organismos del Estado, en el ámbito de sus competencias, deberán simplificar los trámites administrativos que se realicen ante los mismos. Dentro de este contexto, las entidades, instituciones y organismos públicos deberán implementar bases de datos automatizadas y no podrán exigir la presentación de copias certificadas o fotocopias de documentos que esas entidades, instituciones y organismos tengan en su poder o de los que tenga posibilidad legal y operativa de acceder.
Las entidades, instituciones y organismos públicos procurarán limitar al mínimo, la exigencia de presentación de copias certificadas actualizadas de documentos públicos que puedan obtenerse por vía legal u operativa, a través de la interconexión de bases de datos del Sector Público.”

Ordena la Ley de Modernización del Estado que no pidan documentos que ya tiene la entidad. Esto rige para toda entidad pública:

Art. 27.- PRUEBAS DE HECHOS.- El Estado y las entidades del sector público que conforman la administración pública se abstendrán de exigir más de una prueba con relación a un hecho; no exigirán documentos que hubieren sido presentados en el mismo órgano administrativo con anterioridad ni requerirán actualización de documentos presentados en el mismo trámite.”

El Reglamento a la Ley de Modernización es más expreso al prohibir que pidan documentos para demostrar que lo que el ciudadano dice no sea mentira:

Art. 16.- Las máximas autoridades de cada entidad u organismo del sector público cuidarán que en los trámites administrativos que se realicen en sus dependencias no se exija a los ciudadanos que presenten evidencia o pruebas sobre la existencia de hechos que no han sido controvertidos. Se admitirá como verdadera la información que declare el interesado, mientras no se compruebe la inexactitud o falsedad de su contenido.
Por tanto prohíbese a las distintas entidades y organismos del sector público exigir certificados sobre hechos que no han sido controvertidos.”

En el caso concreto de la Función Ejecutiva, el Presidente ha ordenado que se presuma que lo que el ciudadano informa, sea verdad:

“Art. 11.- Principios del proceso.- La simplificación de trámites se regirá por los siguientes principios:
(…)
e) Presunción de veracidad.- Se presumirá que los documentos y declaraciones formulados por los ciudadanos frente a un trámite y en la forma prescrita por el ordenamiento jurídico, responden a la verdad de los hechos que ellos afirman.”

De  hecho, esto mismo ha explicado el Presidente de la República, en un enlace ciudadano, que no creer lo que afirma el ciudadano es afectar su presunción de inocencia, lo que contraría la Constitución:

 “Art. 76.- En todo proceso en el que se determinen derechos y obligaciones de cualquier orden, se asegurará el derecho al debido proceso que incluirá las siguientes garantías básicas:
(…) 2. Se presumirá la inocencia de toda persona, y será tratada como tal, mientras no se declare su responsabilidad mediante resolución firme o sentencia ejecutoriada. (…)”

El viernes resumía estos artículos a una amiga y otro lo anotó, eso me hizo notar que es mejor compartir la redacción de cada artículo, para que todos sepan qué dice cada uno:

Tuit

Tuit que dio origen a este post

Este resumen tiene la finalidad de que todos conozcan sus derechos y no se dejen sorprender. Espero que si muchas personas reclaman sus derechos, no sea ya raro ver a alguien reclamar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s