Más sobre el socialismo en las propinas

Vas a un restaurante, comes y pides la factura. Aparece el valor del plato, el IVA y el famoso 10% del servicio. ¿Qué es ese diez por ciento?

  • No es una transacción voluntaria entre las partes: el comensal no lo entrega voluntariamente porque desea recompensar al mesero (o al mesero junto con el cocinero y los demás trabajadores que contribuyen a su experiencia de alimentarse en un restaurante).
  • No es un impuesto: los impuestos son pagos que un ciudadano hace al Estado por disposición de la ley: su pago no es voluntario. El famoso 10% no va al Estado: no puede ser llamado impuesto.

Sin ser lo uno ni lo otro, es un poco de ambas cosas. Sería justo preguntarse si es correcto mantener esa norma. En algunos restaurantes aclaran que el 10% de servicio es una disposición del Decreto Supremo N° 1269, de 1971. En 1997, la Ley de Turismo hizo una reforma menor a ese Decreto, lo que supone que en ese año se debatió sobre mantener o no el 10% y el consenso en aquella oportunidad fue mantenerlo.

 

Fuente de la imagen: http://www.politecnicovillarrica.cl/

Nota 2: Mi pana Jonathan Lucero me recordó que la discusión sobre dar o no propina fue una de las conversaciones sueltas que tienen los perros de Reservoir Dogs:

Creo que la norma tiene varios defectos:

  • El 10% de servicio no ha reemplazado totalmente a las propinas: tu dejas el 10% y dejas un par de dólares más. Es decir, hay doble propina: la obligatoria y la voluntaria.
    • Lo cual es malo porque las propinas reducidas que la gente a veces deja es insuficiente para mostrar si el cliente está satisfecho o no. Y porque el valor es pequeño, tal vez el propio trabajador no lleva cuenta de si recibe mucho o poco.
    • Muchos comensales no dejan la propina voluntaria, no porque el servicio haya sido malo, sino porque saben que el 10% ya incluye el concepto “propina”.
  • La ley obliga al 10% de servicio en locales de “primera” y “segunda” categoría (son categorías establecidas en la ley). El mensaje es que los locales de menor categoría no tienen servicio o que éste no debe ser recompensado.
    • Y tampoco abarca todos los servicios: el decreto no obliga a pagar propina fija para botones, taxistas u otros oficios que, en otros países, sí reciben propina.
  • El Min. Trabajo y el Min Turismo emitieron un acuerdo interministerial para regular el 10% de servicios. Desconozco si en efecto lo aplican, pero no he escuchado nunca de operativos, procedimientos o formularios de control. Cabe preguntarse si es correcto que haya tal control, porque se generan más trabas para el trabajo.
  • El 10% de servicio no causa IVA y tampoco se considera parte del ingreso de los negocios (ni de los trabajadores), por lo que tampoco se cuenta para efectos de impuesto a la renta.
  • Los trabajadores de negocios con 10% de servicio tienen las mismas reglas de salario básico y demás obligaciones laborales que los de negocios sin ese 10%. Por tanto el 10% es un ingreso que no compensa nada. O dicho de otro modo, todas las demás personas que trabajamos en el sector servicios, no recibimos propina por nuestro trabajo.
    • Las modalidades de trabajo suelen ser más estrictas de lo que la realidad del sector turismo puede aceptar.
  • La calidad del servicio no es buena en el país. Mucho de responsabilidad es la inexistencia de incentivo.

Hoy el famoso Decreto puede considerarse inconstitucional, porque la Constitución de 2008 señala que la ley no puede financiar a entes privados con impuestos:

Art. 287.- Toda norma que cree una obligación financiada con recursos públicos establecerá la fuente de financiamiento correspondiente. Solamente las instituciones de derecho público podrán financiarse con tasas y contribuciones especiales establecidas por ley.”

En otras palabras, sólo puede fijar transacciones obligatorias entre un particular y el Estado, no entre particulares.

Nota: Estas reflexiones nacieron a partir de este artículo de Juan Fernando Carpio en La República.

Transcribo a continuación las normas que establecen este famoso 10%:

RECAUDACION DE PROPINAS EN HOTELES, BARES Y RESTAURANTES
Norma: Decreto Supremo  1269
Publicación: Registro Oficial 295
Fecha: 25-ago-1971
Estado: Vigente
Ultima Reforma: 27-dic-2002

JOSE MARIA VELASCO IBARRA,
Presidente de la República,
Considerando:

Que la clase trabajadora del país debe ser estimulada en su constante esfuerzo por alcanzar mejores niveles de vida, siendo deber de los poderes públicos dictar medidas que protejan y ayuden, especialmente a los ecuatorianos de medianos y escasos recursos económicos;

Que los trabajadores de hoteles, bares y restaurantes de primera y segunda categorías, desde hace mucho tiempo, vienen percibiendo propinas sobre el valor del consumo de los usuarios como un beneficio adicional a su sueldo y salario, lo cual debe ser debidamente legalizado y sometido a un justo y equitativo ordenamiento;

En uso de las atribuciones que se halla investido.

Decreta:

Art. 1.- En los establecimientos de hoteles, bares y restaurantes de primera y segunda categorías del país se cobrará, a partir de la vigencia del presente Decreto, el 10% adicional al consumo, en concepto de propinas en beneficio de los trabajadores del respectivo establecimiento, las que no se considerarán como retribución accesoria normal.

Art. 2.- El Ministerio de Trabajo y Recursos Humanos dictará, mediante Acuerdo, las correspondientes disposiciones respecto a la recaudación, control y la forma y modo en que se llevará a cabo el reparto de las propinas entre dichos trabajadores.

Nota: Artículo reformado por Art. 61 de Ley No. 97, publicada en Registro Oficial Suplemento 733 de 27 de Diciembre del 2002 (ver…).

Art. 3.- El Ministro de Trabajo y Recursos Humanos es responsable del control y estricto cumplimiento del presente Decreto, a objeto de que el diez por ciento adicional al consumo en concepto de propina que se paga en los establecimientos, hoteles, bares y restaurantes de primera y segunda categoría, sean entregados a los trabajadores, sin descuentos ni deducciones de ninguna naturaleza.

Nota: Artículo sustituido por Art. 61 de Ley No. 97, publicada en Registro Oficial Suplemento 733 de 27 de Diciembre del 2002 (ver…).

REGULA LOS BENEFICIARIOS DE PROPINAS EN BARES Y RESTAURANTES
Norma: Acuerdo Ministerial  7
Publicación: Registro Oficial 36
Fecha: 08-mar-2007
Estado: Vigente

José Serrano
MINISTRO DE TRABAJO Y EMPLEO

Maria Isabel Salvador
MINISTRA DE TURISMO

Considerando:

Que, el Art. 2 del Decreto Supremo No. 1269 de 20 de agosto de 1971, publicado en el Registro Oficial No. 295 de 25 de los mismos mes y año establece que corresponderá al Ministerio de Trabajo dictar mediante acuerdo ministerial, las disposiciones correspondientes a la recaudación, control y reparto de los valores correspondientes al 10% adicional al consumo en hoteles, bares y restaurantes de primera y segunda categoría;

Que, el Art. 61 de la Ley de Turismo publicada en el Registro Oficial No. 733 de 27 de diciembre del 2002 (ver…), reformó el Art. 3 del Decreto Supremo No. 1269 de 20 de agosto de 1971;

Que, de conformidad con los Arts. 15, 16 y 19 de la Ley de Turismo el Ministerio de Turismo es el órgano rector de la actividad turística y al que le corresponde dictar de manera privativa las normas técnicas y de calidad en base a las cuales se clasifican y categorizan los establecimientos turísticos;

Que, el 27 de diciembre del 2002 en el Registro Oficial No. 726, se publicó el Reglamento General de Actividades Turísticas;

Que, de conformidad con el Art. 17 de la Ley de Turismo el Ministerio de Turismo coordinará con otras instituciones del sector público las normas a implementarse a fin de no afectar al desarrollo del turismo; y,

En uso de las facultades contenidas en el Art. 179 numeral 6 de la Constitución Política de la República del Ecuador, el Art. 17 del Estatuto del Régimen Jurídico Administrativo de la Función Ejecutiva y demás normas jurídicas aplicables.

Acuerdan:

Art. 1.- Para fines de la aplicación del Decreto Supremo 1269, publicado en el Registro Oficial No. 295 de 25 de agosto de 1971 (ver…), se entenderá por consumos el valor correspondiente al precio que se pague por los servicios que sean prestados por todos los establecimientos señalados en el decreto supremo que se reglamenta y categorizados como tales por el Ministerio de Turismo.

Art. 2.- Son beneficiarios del 10% adicional al consumo todos los trabajadores sujetos al Código del Trabajo que presten sus servicios en empresas o establecimientos de hoteles, bares y restaurantes cuyas categorías se expresan más adelante, a excepción de los representantes legales de la empresa o establecimientos en el caso de ser personas jurídicas, o sus propietarios y administradores en el caso de ser personas naturales.

Art. 3.- El 10% adicional al consumo se cobrará en los establecimientos de hoteles, bares y restaurantes de las dos primeras categorías establecidas en el Reglamento General de Actividades Turísticas, reglamentos especiales y demás normas expedidas por el Ministerio de Turismo.

Tienen derecho también a este beneficio los trabajadores intermediados reconocidos en la ley reformatoria al Código de Trabajo publicada en el Registro Oficial Suplemento No. 298 del 23 de junio del 2006 (ver…), los de las empresas hoteleras, bares, restaurantes y en general todos los trabajadores que presten sus servicios en dichos establecimientos aunque el titular del registro y licencia de funcionamiento sea distinto al empleador.

Art. 4.- La recaudación, control y reparto del 10% adicional al consumo que se cobrará en las empresas y establecimientos determinados en el Art. 3 del presente acuerdo, pagado al contado o a crédito, seguirá el siguiente procedimiento:

a) Los hoteles, bares y restaurantes determinados en el artículo 3 de este acuerdo, emitirán los correspondientes comprobantes de venta autorizados por el SRI en los que se desglosará el valor correspondiente al 10% adicional al consumo. Estos comprobantes deberán contener obligatoriamente la siguiente leyenda: “Incluye 10% de servicios – propina – TIP” y, este concepto deberá además desglosarse en la casilla respectiva, dentro del comprobante, con la siguiente indicación “10% propina – TIP”, en reemplazo del “10% Servicios”;
b) El empleador elaborará mensualmente un cuadro en el que consten los valores de las ventas de cada uno de sus establecimientos, desglosando el valor del “10% propina – TIP” o 10% adicional al consumo y lo exhibirá en un lugar visible para todos los trabajadores.

En caso de existir organizaciones de trabajadores, la información requerida en el párrafo anterior deberá ser proporcionada, de manera obligatoria, por el empleador a los dirigentes de las referidas asociaciones;

c) El empleador entregará a cada trabajador la liquidación del pago del 10% propina-TIP, documento que deberá tener los siguientes datos:

– Nombre del establecimiento.
– Período mensual que corresponde.
– Nombre del trabajador.
– Monto total a distribuir.
– Número total de horas trabajadas.
– Valor alícuota.
– Número de horas trabajadas por el trabajador.
– Cantidad a recibir.
– Firma del trabajador.

Adicionalmente el empleador deberá elaborar un reporte mensual de este pago, en el que deberá constar la firma del trabajador.

Para el pago del 10% propina – TIP, se realizará el calculo tomando en consideración las horas trabajadas, esto es, se sumarán las horas laboradas de todos los trabajadores. El valor del 10% por servicios se dividirá para dicho valor, y el resultado será la alícuota que, multiplicada por las horas trabajadas de cada trabajador, será el valor correspondiente al 10% por servicios que le corresponda;

d) El empleador deberá además mantener los comprobantes de haber realizado el pago mensual de los valores correspondientes a cada trabajador, el que se deberá realizar hasta el 15 del mes siguiente al cual corresponde el pago;
e) El empleador deberá remitir al Inspector de Trabajo de la respectiva jurisdicción, copias de las planillas de pago debidamente suscritas por los trabajadores correspondiente al pago del 10% al consumo, en concepto de propina, conjuntamente con la declaración del 13ro., 14to. y utilidades; y,
f) Los trabajadores que se encuentren en goce de vacaciones, permiso por enfermedad, maternidad o lactancia, tendrán derecho a continuar percibiendo el 10% por servicios.

Art. 5.- La recaudación y reparto se hará por cada establecimiento individual, aunque el empleador tenga a su cargo dos o más establecimientos de las categorías señaladas en el presente acuerdo. Los valores recaudados corresponderán a los trabajadores de cada establecimiento por separado, sea que el empleador haya cobrado o no el 10% de servicios – propina – TIP. Se prohíbe unificar la recaudación de establecimientos distintos, aunque pertenecieren al mismo empleador.

Art. 6.- Las organizaciones laborales legalmente constituidas que patrocinen las respectivas asociaciones del sector de hoteles, bares, restaurantes y los representantes de cada establecimiento podrán denunciar al Ministerio de Trabajo y Empleo cualquier violación, alteración o incumplimiento.

Art. 7.- La persona natural o jurídica responsable del establecimiento turístico que por cualquier motivo dejare de cobrar el “10% de servicios – propina – TIP” adicional al consumo entregará a sus trabajadores los valores que dejare de recaudar sin perjuicio de que se le imponga la sanción prevista en el Código del Trabajo.

Art. 8.- La persona natural o jurídica responsable del establecimiento turístico que recaude y no reparta el “10% de servicios – propina – TIP”, o reparta en montos inferiores a los debidos, será sancionado de conformidad con lo dispuesto en el Código del Trabajo.

Art. 9.- Se prohíbe a todas las personas naturales o jurídicas responsables de los establecimientos turísticos señalados en el artículo 3 de este acuerdo, la entrega a clientes de prefacturas y de órdenes de pagos o servicios (vouchers) de tarjeta de crédito con espacios abiertos o en blanco, esto es sin cerrar con los valores finales. En las prefacturas solamente se incluirá la información necesaria para que el cliente señale los datos que deberán constar en la factura, y de ninguna manera sugerirán al cliente un pago adicional por ningún concepto. Quienes incumplan esta disposición serán sancionados de conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica de Defensa del Consumidor.

Art. 10.- El Director Regional del Trabajo de la respectiva jurisdicción será el encargado del control y de la ejecución del presente acuerdo; además resolverá cualquier duda que surgiera en la aplicación del presente acuerdo y del Decreto No. 1269. Su resolución causará ejecutoria.

DISPOSICION TRANSITORIA UNICA.- Los hoteles, bares y restaurantes determinados en el artículo 3 de este acuerdo podrán continuar utilizando sus comprobantes de venta preimpresos autorizados por el SRI, sin incluir lo dispuesto en el literal a) del artículo 4 de este acuerdo hasta el 31 de diciembre del 2007.

A partir del 1 de enero del 2008, los hoteles, bares y restaurantes determinados en los artículos 3 de este acuerdo deberán cumplir lo dispuesto en el literal a) del artículo 4, es decir la inclusión en los comprobantes de venta la leyenda “Incluye 10% de servicios – propina – TIP” y, desglosar dentro del comprobante la siguiente indicación “10% Propina – TIP.

DISPOSICION GENERAL PRIMERA.- Cualquier reforma del presente acuerdo deberá realizarse con la participación del Ministerio de Trabajo y Empleo y del Ministerio de Turismo.

DISPOSICION GENERAL SEGUNDA.- Derogar el Acuerdo Ministerial 0365 del 24 de mayo del 2006 publicado en el Registro Oficial No. 285 del 6 de junio del 2006 (ver…).

Todas las disposiciones del presente acuerdo comenzarán a regir desde la fecha de su suscripción sin perjuicio de su publicación en el Registro Oficial.

Publicado originalmente en el blog j-major.

Advertisements

Historia fidedigna de la deducción de 10% en impuesto a la renta por reinversión de utilidades

Actualización: El campo sobre Código de la Producción se amplió para detallar lo planteado por Andrés Vergara en este tuit.

Este es un post breve que explica cómo surgió la norma que permite pagar menos impuesto a la renta a las empresas que reinvierten sus utilidades.

Crédito de la imagen: Tax Credits.
El Gobierno de Ecuador propone no permitir que los bancos tengan una reducción del 10% en sus utilidades cuando las reinvierten para incrementar su patrimonio. (Ver archivo de noticias de El Comercio sobre este tema) Se ha dicho que fue la misma administración de Correa la que creó esta exoneración o incentivo tributario. Veamos la historia fidedigna de esta norma para ver si esta afirmación es cierta.
1. La reforma de Gustavo Noboa
En realidad no es así. La tarifa normal de 25% de impuesto a la renta para sociedades (que en virtud del Código de la Producción, se va reduciendo hasta llegar a 22%), tuvo una rebaja de 10% desde 2001, en que el Presidente Gustavo Noboa envió una reforma tributaria. En efecto, el Pdte. Noboa envió un proyecto de ley por urgencia económica mediante oficio No. 0028 – DPR – 2001 de 9 de abril del 2001 (lo cual, por cierto, echa por tierra la teoría de que no se pueden enviar reformas tributarias por urgencia económica) y el congreso lo trató hasta antes del 9 de mayo de 2001.
El Congreso discutió la reforma a lo largo del mes de abril de 2001 y lo aprobó el 30 de ese mes. Se envió a la Función Ejecutiva para su sanción y veto y el 2 de mayo el Presidente envió un veto parcial. De ese veto, el Congreso se allanó a algunos artículos, pero no a otros.
Esos otros artículos pasaron por el ministerio de la Ley. Para insistir en el texto original y superar el veto, el Congreso necesitaba 2/3 de los votos, lo cual no se alcanzó. (Esto también echa por tierra la creencia de que en Montecristi se inventaron esa regla).
Todo esto se puede leer en el Suplemento del Registro Oficial N° 325 de 14 de mayo de 2001. En esa ley aprobada, se incluyó esta reforma, por favor notar que el art. 38 contenía la tarifa de impuesto a la renta para sociedades.

Art. 23. – a) En el segundo inciso del artículo innumerado siguiente al artículo 38 de la Ley de Régimen Tributario interno, sustitúyase: “33%” por: “25%”; y, b) lnclúyase un inciso a esta misma mioma que diga: “Las sociedades que reinviertan sus utilidades en el país podrán obtener una reducción del diez por ciento (10%) en la tarifa del impuesto a la renta sobre el monto reinvertido, siempre y cuado efectúen el correspondiente aumento de capital, el mismo que se perfeccionará con la inscripción en el respectivo Registro Mercantil hasta el 31 de diciembre del ejercicio impositivo posterior a aquel en que se generaron las utilidades materia de reinversión”.

Como el impuesto a la renta es anual, la reforma entró en vigor desde el siguiente período, que es 2002. Desde entonces, muchas empresas reinvertían todo o parte de sus utilidades, lo cual se reflejaba en la declaración de impuesto a la renta que debía hacerse hasta abril del siguiente año. Y el aumento de capital se formalizaba mediante un aumento de capital, que normalmente se otorga por documento privado o por escritura pública, y se inscribe en el Registro Mercantil y en el Registro de Sociedades que lleva la Superintendencia de Compañías.
Esta reducción se aplica a todas las sociedades, porque la norma no distingue ni limita a nadie. Por tanto, los bancos también se beneficiaban de la reducción de 10 puntos. Los balances de todos los bancos pueden verse en este enlace. Si tomamos cualquier banco, en un año desde 2002 en adelante, y vemos si ha reinvertido utilidades, el impuesto a la renta por pagar corresponde al 15% de la utilidad que se reinvierte.
Y eso es correcto, porque la norma de reducción fue introducida en 2001.
2. Reforma de Montecristi
Esa norma permaneció sin cambios hasta 2007, en que la Asamblea Constituyente de Montecristi aprobó la Ley de Equidad Tributaria, la cual adicionó, en su art. 92, una condición a la reinversión: que ésta se realice en ACTIVOS PRODUCTIVOS. Es decir, la reinversión de utilidades no puede destinarse a comprar activos improductivos, como un carrazo del año para el gerente o una mansión para el dueño (cosas así pasaban hasta 2007). Esta reforma consta en el Suplemento del Registro Oficial N° 242 de 29 de diciembre de 2007:

Art. 37.- (…) Las sociedades que reinviertan sus utilidades en el país podrán obtener una reducción de 10 puntos porcentuales de la tarifa del Impuesto a la Renta sobre el monto reinvertido, siempre y cuando lo destinen a la adquisición de maquinarias nuevas o equipos nuevos que se utilicen para su actividad productiva y efectúen el correspondiente aumento de capital, el mismo que se perfeccionará con la inscripción en el respectivo Registro Mercantil hasta el 31 de diciembre del ejercicio impositivo posterior a aquel en que se generaron las utilidades materia de la reinversión. (…)”

Es decir, la Asamblea de Montecristi no estableció una ventaja o incentivo a los bancos ni a ningún contribuyente, sino que redujo la posibilidad de acceder al incentivo, sujetándola a una condición. Aún así, los bancos podían reducir su impuesto, si la reinversión se destinaba a comprar equipos nuevos, como detectores de billetes o cámaras, por ejemplo.
3. Reforma de 2008
Ahora, resulta que había contribuyentes que sí reinvertían en actividades productivas, pero que las mismas no calzaban en la redacción de “maquinarias nuevas o equipos nuevos”, por ejemplo: empresas dedicadas al sector servicios. Por eso se amplió la condición en la reforma tributaria de diciembre de 2008, para permitir que se reduzca el impuesto si la reinversión se destina a crédito, según consta en el Suplemento del Registro Oficial N° 497 de 30 de Diciembre del 2008:

Art. 37.- (…) Las sociedades que reinviertan sus utilidades en el país podrán obtener una reducción de 10 puntos porcentuales de la tarifa del Impuesto a la Renta sobre el monto reinvertido, siempre y cuando lo destinen a la adquisición de maquinarias nuevas o equipos nuevos que se utilicen para su actividad productiva y efectúen el correspondiente aumento de capital. En el caso de instituciones financieras privadas, cooperativas de ahorro y crédito y similares, también podrán obtener dicha reducción, siempre y cuando lo destinen al otorgamiento de créditos para el sector productivo, incluidos los pequeños y medianos productores, en las condiciones que lo establezca el reglamento, y efectúen el correspondiente aumento de capital. El aumento de capital se perfeccionará con la inscripción en el respectivo Registro Mercantil hasta el 31 de diciembre del ejercicio impositivo posterior a aquel en que se generaron las utilidades materia de la reinversión, y en el caso de las cooperativas de ahorro y crédito y similares se perfeccionará de conformidad con las normas pertinentes. (…)”

Esto quiere decir que se volvió a abrir una condición que antes (de 2001 a 2007) ya era abierta y permitía reinvertir las utilidades en créditos. Es importante notar que el crédito debe ser productivo. No se puede destinar las utilidades reinvertidas a dart crédito de consumo, por ejemplo.
Aquí no nació el incentivo para los bancos, porque éstos ya usaban la reducción de impuestos desde 2002, pero en todo caso, de lo que no hay duda es que no se creó la norma en el Código de la Producción (que data de 2010).
 El Reglamento a la Ley establecía más detalles sobre la aplicación de esta norma de reinversión en el caso de entidades financieras, que no explico por falta de tiempo.
Pero como ven, la reinversión todavía no traía ventajas tributarias para contribuyentes que ni compraban equipos nuevos ni otorgaban créditos. ¿Qué pasaba con ellos? Por eso tuvo que reformarse el incentivo en 2008, para ampliarlo a otras actividades, pero sin arriesgarse a volver a permitir un escudo fiscal que sea mal utilizado.
4. Reforma tributaria de 2009
La reforma tributaria de 2009, publicada en el Suplemento del Registro Oficial N° 94 de 23 de Diciembre del 2009, contiene una nueva redacción para el incentivo de reinversión de utilidades, incluyendo un nuevo inciso:

Art. 37.- (…) Las sociedades que reinviertan sus utilidades en el país podrán obtener una reducción de 10 puntos porcentuales de la tarifa del Impuesto a la Renta sobre el monto reinvertido en activos productivos, siempre y cuando lo destinen a la adquisición de maquinarias nuevas o equipos nuevos que se utilicen para su actividad productiva, así como para la adquisición de bienes relacionados con investigación y tecnología que mejoren productividad, generen diversificación productiva e incremento de empleo, para lo cual deberán efectuar el correspondiente aumento de capital y cumplir con los requisitos que se establecerán en el Reglamento a la presente Ley. En el caso de instituciones financieras privadas, cooperativas de ahorro y crédito y similares, también podrán obtener dicha reducción, siempre y cuando lo destinen al otorgamiento de créditos para el sector productivo, incluidos los pequeños y medianos productores, en las condiciones que lo establezca el reglamento, y efectúen el correspondiente aumento de capital. El aumento de capital se perfeccionará con la inscripción en el respectivo Registro Mercantil hasta el 31 de diciembre del ejercicio impositivo posterior a aquel en que se generaron las utilidades materia de la reinversión, y en el caso de las cooperativas de ahorro y crédito y similares se perfeccionará de conformidad con las normas pertinentes. En casos excepcionales y debidamente justificados mediante informe técnico del Consejo de la Producción y de la Política Económica, el Presidente de la República del Ecuador mediante Decreto Ejecutivo podrá establecer otros activos productivos sobre los que se reinvierta las utilidades y por tanto obtener el descuento de los 10 puntos porcentuales. La definición de activos productivos deberá constar en el Reglamento a la presente Ley. (…)”

5. Reforma de 2010
En julio de 2010 se aprobó, por el ministerio de la ley, una ley enviada con urgencia económica para reformar la Ley de Hidrocarburos. Esa ley contenía una reforma tributaria relacionada con hidrocarburos (otra prueba de que sí se puede reformar las normas tributarias por urgencia económica y, al menos, una prueba de que la vía de urgencia económica no es de uso reciente para temas tributarios). Esta reforma, publicada en el Suplemento del Registro Oficial N° 244 de 27 de Julio del 2010, estableció el siguiente inciso:

Art. 37.- (…) Las empresas de exploración y explotación de hidrocarburos estarán sujetas al impuesto mínimo del veinte y cinco por ciento (25%) sobre su base imponible. (…)”

Esto significa que las empresas petroleras no podían reducir su tarifa de impuesto a la renta. Hagan lo que hagan.
Fíjense que este tipo de normas no representan discriminación tributaria, porque no trata distinto a los contribuyentes de una misma naturaleza, sino que a todos los contribuyentes de naturaleza petrolera les trata igual.
6. Código de la Producción
En diciembre de 2010 se publicó el Código de la Producción que trae una serie de incentivos tributarios, pero no se topó el tema de reinverisón de utilidades para los bancos sólo para permitir que la reinversión de utilidades aplique también para activos del sector agrícola.

Esta reforma se publicó en el Suplemento del Registro Oficial N° 351 de 29 de diciembre de 2010 y es lo que está vigente hasta ahorita:

Art. 37.- Tarifa del impuesto a la renta para sociedades.- Las sociedades constituidas en el Ecuador, así como las sucursales de sociedades extranjeras domiciliadas en el país y los establecimientos permanentes de sociedades extranjeras no domiciliadas, que obtengan ingresos gravables, estarán sujetas a la tarifa impositiva del veinte y dos por ciento (22%) sobre su base imponible.

Las sociedades que reinviertan sus utilidades en el país podrán obtener una reducción de 10 puntos porcentuales de la tarifa del Impuesto a la Renta sobre el monto reinvertido en activos productivos, siempre y cuando lo destinen a la adquisición de maquinarias nuevas o equipos nuevos, activos para riego, material vegetativo, plántulas y todo insumo vegetal para producción agrícola, forestal, ganadera y de floricultura, que se utilicen para su actividad productiva, así como para la adquisición de bienes relacionados con investigación y tecnología que mejoren productividad, generen diversificación productiva e incremento de empleo, para lo cual deberán efectuar el correspondiente aumento de capital y cumplir con los requisitos que se establecerán en el Reglamento a la presente Ley. En el caso de instituciones financieras privadas, cooperativas de ahorro y crédito y similares, también podrán obtener dicha reducción, siempre y cuando lo destinen al otorgamiento de créditos para el sector productivo, incluidos los pequeños y medianos productores, en las condiciones que lo establezca el reglamento, y efectúen el correspondiente aumento de capital. El aumento de capital se perfeccionará con la inscripción en el respectivo Registro Mercantil hasta el 31 de diciembre del ejercicio impositivo posterior a aquel en que se generaron las utilidades materia de la reinversión, y en el caso de las cooperativas de ahorro y crédito y similares se perfeccionará de conformidad con las normas pertinentes.

En casos excepcionales y debidamente justificados mediante informe técnico del Consejo de la Producción y de la Política Económica, el Presidente de la República del Ecuador mediante Decreto Ejecutivo podrá establecer otros activos productivos sobre los que se reinvierta las utilidades y por tanto obtener el descuento de los 10 puntos porcentuales. La definición de activos productivos deberá constar en el Reglamento a la presente Ley.

Las empresas de exploración y explotación de hidrocarburos estarán sujetas al impuesto mínimo establecido para sociedades sobre su base imponible en los términos del inciso primero del presente artículo.

Cuando una sociedad otorgue a sus socios, accionistas, partícipes o beneficiarios, préstamos de dinero, se considerará dividendos o beneficios anticipados por la sociedad y por consiguiente, ésta deberá efectuar la retención correspondiente a la tarifa prevista para sociedades sobre su monto. Tal retención será declarada y pagada al mes siguiente de efectuada y dentro de los plazos previstos en el Reglamento, y constituirá crédito tributario para la empresa en su declaración de impuesto a la Renta.

A todos los efectos previstos en la ley de Régimen Tributario, cuando se haga referencia a la tarifa general del Impuesto a la Renta de Sociedades, entiéndase a la misma en el porcentaje del 22%, en los términos previstos en el inciso primero del presente artículo.”

Si se lee la reforma de 2008, se puede ver que no está la deducción de los bancos en el Código de la Producción.

Si se ven las declaraciones de impuestos de los bancos, se puede ver que la deducción se aplica desde 2002, tal como manda la reforma tributaria aprobada en 2001.

7. Impuestos verdes
Luego, en 2011, se publicó la reforma llamada “impuestos verdes”, la cual no modificó las normas sobre reinversión de utilidades.
8. Otros incentivos tributarios (lista no exhaustiva)
8.1. Los incentivos del Código de la Producción para todos los contribuyentes, son varios:
  • Reducción de tres puntos del Impuesto a la Renta, 1% anual, de tal manera que en el 2013, éste será del 22%.
  • Exoneración del Impuesto a la Salida de las Divisas (2%) para financiamiento externo de más de un año plazo y con tasas menores a la tasa máxima aprobada por el BCE.
  • Exoneración en el cálculo del impuesto mínimo del 2011 y en adelante de: los gastos incrementales por nuevo empleo o mejoras salariales, adquisición de nuevos activos para mejoras de productividad y tecnología, producción más limpia y de todos los incentivos de este Código.
  • Reducción del 10% del Impuesto a la Renta para la reinversión de la utilidad en activos productivos de innovación y tecnología.  
8.2. Democratización para la Transformación Productiva
Las Compañías que decidan abrir su capital y vender acciones a sus trabajadores, tendrán los siguientes beneficios: Diferir el pago del Impuesto a la Renta y su anticipo, por 5 años. En caso de optar por un crédito para el financiamiento para la compra de acciones, los intereses estarán exentos del Impuesto a la Renta.  
8.3 Para la Producción más verde
Para el cálculo del Impuesto a la Renta, se considerará una deducción adicional del 100% del gasto en compra de maquinaria y equipos para producción más limpia, y para la implementación de sistemas de energías renovables (solar, eólica o similares), o a la mitigación del impacto ambiental.
9. Conclusión
La reducción del impuesto a la renta para bancos (y todas las sociedades, en realidad) fue creado en 2001, limitado en 2007 y nuevamente ampliado en 2008.

10. Para leer más: 

Publicado originalmente en el blog j-major.

El camino de la reforma tributaria

A las 18h36 con 22 segundos del 1 de noviembre, Ramiro Terán, asambleísta por el MPD, abandona la sala de la Comisión de Régimen Económico y Tributario y su Regulación y Control y la deja sin cuórum la sesión que iba a aprobar la reforma tributaria de 2011. Otros asambleístas de oposición siguieron la estrategia de Terán. El socialcristiano Salomón Fadul fue el último en sumarse al grupo de Terán. ¿Fue una buena estrategia? ¿La salida de la oposición es constitucional? Esta es otra opinión sobre el tema.

Cuando se conoció que la Comisión no tuvo cuórum, Andrés Roche (Madera de Guerrero) reprochó a Salomón Fadul por su inasistencia. En ese momento, al interior de la misma oposición se veía como inexorable la aprobación de la reforma tributaria al vencer el plazo de 30 días que la Constitución da a los proyectos de urgencia económica.

La estraegia de Ramiro Terán se fundamenta en un hallazgo en la Ley Orgánica de la Función Legislativa. Su artículo 68 señala que los proyectos sobre tributos pueden ser iniciativa de la Función Ejecutiva, “mediante el trámite ordinario previsto en esta Ley”. A raíz de la estrategia de Ramiro Terán, se ha interpretado esta norma como una prohibición de la ley para que el Presidente envíe proyectos sobre tributos por urgencia económica. En realidad, la urgencia económica se describe en el artículo 140 de la Constitución que señala que un proyecto calificado de urgencia en materia económica sigue el trámite ordinario, pero tiene un plazo reducido.

La institución del trámite de urgencia en la creación de leyes ha sido creado precisamente para solucionar problemas económicos que sólo pueden resolverse mediante ley, esto incluye fundamentalmente tributos, los cuales sólo pueden ser creados por ley. Las reformas económicas que realizan países como Grecia o Italia se canalizan, en buena parte, mediante proyectos de urgencia económica, incluyendo reformas tributarias. Admitir la tesis de Ramiro Terán sobre los proyectos de urgencia económica recortaría una importante herramienta para un futuro presidente que necesite reformar tributos en una etapa de ajuste.

Desde la vigencia de la Constitución de 2008, los proyectos enviados con urgencia económica (que siguen el trámite ordinario) han incluido generalmente reformas a la legislación tributaria, sin que nunca se haya objetado su constitucionalidad:

* En julio y diciembre de 2008, el Congresillo aprobó reformas tributarias, en los plazos de urgencia económica;

* La Ley de Empresas Públicas reformó la legislación tributaria para que las entidades públicas paguen IVA.

* La polémica Ley de Hidrocarburos, que pasó por el ministerio de la ley en julio de 2010, también fue enviada por urgencia económica y reformó la Ley Orgánica de Régimen Tributario Interno.

* El Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas también reformó la legislación tributaria.

* El Código de la Producción redujo el impuesto a la renta hasta el 22% en 2013.

* La Ley de Economía Popular y Solidaria reformó la legislación tributaria en 2011.

El Pleno de la Asamblea puede archivar proyectos de ley, tanto en primero como en segundo debate, con el voto de la mayoría absoluta de sus integrantes, según la Ley Orgánica de la Función Legislativa. La resolución legislativa votada el pasado jueves no forma parte del procedimiento legislativo, no sólo porque no se alcanzó la mayoría absoluta, sino porque no se adoptó en el marco de ninguno de los dos debates ni fue incluida en el orden del día como actividad de votación, sino sólo sobre “consideración” del tema.

Admitir que pueda resolverse sobre una ley mediante resolución crearía un precedente muy peligroso, pues los asambleístas ya no estarían obligados a trabajar en sus comisiones, ni hacer dos debates, sino que bastaría una resolución. De admitirse ese mecanismo de evacuación de leyes, el bloque de PAIS podría, sin necesidad de aliados, negar o aprobar proyectos de ley con menos de 60 votos.

No es conveniente que, por contradecir al gobierno, se sacrifiquen herramientas permanentes para futuros presidentes como el procedimiento de formación de la ley y la capacidad de solucionar problemas de carácter tributario mediante leyes de urgencia económica, que siguen el trámite ordinario con plazos diferentes.

Publicado originalmente en La República.